sábado, 4 de julio de 2009

DESPUÉS FUE LA GALLINA

http://www.elespectador.com/columna148789-despues-fue-gallina

Desde que Liliana Pardo le regaló un huevo al presidente Uribe, el jueves pasado, se convirtió en una celebridad. Su nombre arroja 488.000 resultados en Google (pronto, 488.001 por esta columna).

El movimiento Tienen Huevo comenzó con el periódico El Grafitti, que se repartía en las universidades de Cali. En el 2002 quisieron hacer algo más contundente y se lanzaron a la Cámara con Camilo Romero. Se recogieron más votos de los esperados en tres meses. 30 personas hacinadas en una casa del centro de Bogotá improvisaron la campaña. Romero se quemó (a la gente que los apoyaba le dio locha votar), pero la experiencia sirvió para aprender dos cosas: primero que
tenían poder de convocatoria y segundo que la vuelta no era por la política sino por los medios de comunicación. Hacia el 2004 quisieron abrirse a otras ciudades del país y por eso convirtieron El Graffitti en la publicación Tienen Huevo. Liliana cuenta que la vio en una tienda de su barrio y les escribió para vincularse. Tienen Huevo sacó 3 ediciones impresas en el 2004 y se quebró.

Entonces decidieron cambiar el impreso por Internet, y así nació www.tienenhuevo.com. El blog, que se actualiza a diario, ganó el concurso del Blogger nacional de Semana.

“Internet rompe fronteras y barreas, es instantánea, inmediata, le dimos la vuelta al mundo en media hora” dice Liliana, que ahora se ve acosada por entrevistas. “¿Cómo los han tratado los medios?” le pregunto. “La FM está feliz con nosotros, medios regionales como El Heraldo, otros de Internet como www.lasillavacia.com han estado llamando. Caracol está pendiente, pero RCN nada”.

Esto para Liliana es una evidencia de la división de los medios en el país. “Semana tiene huevo, nos puso en bajada por no darle la mano al presidente, y no sabemos nada de Vladdo”. La crítica de Semana, como la de muchos, se centra en los modales de Liliana. Cuando llegó el momento de darle la mano se vio rodeada por la guardia presidencial. Decidió no hacerlo, no ser una lady. Eso no habría sido consecuente. “A mi me impresiona lo que indigna a la gente en este país; los crímenes de estado no les molestan, pero si alguien no da la mano, eso sí es terrible”.

“¿Qué cree que hizo Uribe con el huevo?” pregunto. “Espero que se lo diera a sus hijos, ellos también tienen huevo.” El gesto de Liliana, aunque no es el primer ataque de Tienen Huevo (en el 2007 le reventaron uno a Juan Manuel Santos), ha convertido a este item de la canasta familiar en un arma, en un símbolo de la inconformidad, con un slogan poderoso, efectivo y fácil de recordar. Me dice que lo que pretenden es poner a pensar a la gente, provocarla a que opine y salga del facilismo y la apatía.

¿Por quien votaría Liliana? No sabe. “A todos los que podían hacer algo los mataron”. “¿Quiénes son esos?” le pregunto, “Gaitán… Garzón. ¡Garzón es nuestro gallo!” Para Tienen Huevo el humorista es un modelo de política que usa los medios y la parodia, y esto es lo que les parece más efectivo. “El huevo no es política, es opinión y humor”, me dice Liliana, yo pienso es las tres.

Liliana trabaja como voluntaria para proyectos sociales en Cazucá. Su trabajo le muestra lo mal que está el país y por eso no entiende porque muchos colombianos aseguran que vamos bien. “¡Todos tienen huevo!” me dice, y afirma que ella tampoco es de izquierda, porque a la izquierda le falta humor, por eso no me contesta quién le gusta más, si Petro, o Gaviria o Lucho. Las izquierda es aburrida y mamona, se toma todo muy en serio, por eso muchos jóvenes, aunque están de acuerdo con sus ideas no se sienten identificados.

Por eso esta es una iniciativa valiosa. Permite la identificación de demografías a las que antes les daba lo mismo la política. Viene espontáneamente de un grupo de jóvenes, es barata e independiente. Lo mejor es que no son los únicos. Últimamente hemos visto en Colombia varias acciones políticas jóvenes, como la manifestación de Porte su dosis de personalidad y las animaciones de El pequeño tirano (www.parodiario.tv). Aunque siguen siendo underground, han sido iniciativas exitosas porque han sido reconocidas y difundidas gracias a la Internet, un territorio mediático que sigue siendo democrático y que en gran medida está en manos de nuevas generaciones.

Me llama la atención que Liliana me hable siempre en plural; es una maña bastante izquierdosa. Aún así lo entiendo, Tienen Huevo está convirtiendo en una causa política (pollítica, dirá ella) y de ahí que sus declaraciones vengan en nombre de todos los involucrados. En un país donde siempre había sido primero la gallina: las instituciones, el establecimiento, la política tradicional; empieza a verse un cambio. Hay jóvenes que están haciendo política sin untarse de los medios tradicionales. Ponen primero el humor, la inexperiencia, los mensajes crudos, el huevo. Es probable que con el tiempo este tipo de gestos pierdan su frescura, pero cuando se conviertan en gallina, sabremos siempre, que primero fue el huevo.


Catalina Ruiz-Navarro

catalinapordios.blogspot.com

1 comentario:

el anarquista dijo...

Si, de acuerdo. Estas iniciativas son importantes en nuestro país. Me gustó la actitud de Lilian y apoyo al movimiento tienenhuevista. En un medio como internet tan democrático y tan juvenil, es nuestro y tenemos derecho a expresarnos. Saludos.