jueves, 13 de diciembre de 2007

La Maldición de Tutancabrón.

Hace algo más de un año que murío el pro-hombre Chileno, el berraco, el p...., Augusto Pinochet. Ese "Presidente" que muchos admiraron por ser el generador del "Milagro" Chileno. Ese milagro que dice que, a punta de mano fuerte, puede ocurrir en otras latitudes de América Latina.

Pues bien, en un artículo de prensa JUAN JORGE FAUNDES para la revista CAMBIO, nos trae un par de chismes bien interesantes.

El primero es, que hoy después de muerto Pinochet, los partidos Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN), que son los partidos de Derecha en Chile, que cuentan en sus filas con exministros, exfuncionarios y ex-adoradores del General, hoy, en palabras de Faundes se debaten entre dos extremos: "la lealtad a quien liberó al país del "cáncer" marxista y lo devolvió al empresariado y a las transnacionales mediante privatizaciones, apertura de mercados, desmantelamiento de sindicatos, jibarización del Estado, del gasto social, contrarreforma agraria y otras medidas neoliberales, y el rechazo a las violaciones de los derechos humanos por las que ahora se rasgan las vestiduras, porque "no se dieron cuenta" de lo que sucedía (jamás debieron tener acceso a las denuncias internacionales, a la prensa extranjera o a la opositora que, pública o clandestina, resistió y denunció las barbaridades y pagó un alto costo en periodistas presos, exiliados y hasta asesinados). Para colmo, Pinochet murió siendo procesado por el millonario fraude tributario perpetrado con sus cuentas en el Banco Riggs."

Es el colmo, hoy se preguntan ¿Cómo pudo pasar que tuvieramos un gobierno tan corrupto?....(Como en Condorito ¡PLOP! ). Hoy la misma derecha que aplaudió la "Seguridad del Regimén" se escandaliza por cosas que siempre supieron.



Y el otro chisme es peor......
"en los corrillos del chisme y del mito popular sostienen a media voz que Pinochet está embalsamado al estilo Tutancabrón (como diría El Clinic, periódico satírico chileno), a la espera de que en el futuro alguna nueva dictadura (¡Dios nos libre!) y un Papa fascistoide (por qué no el cardenal chileno Jorge Medina, quien representa al pinochetismo en Roma) se atrevan a declararlo santo."


Pues ¿qué pasará cuando pase el tiempo y se sepan las verdades que hoy tanta gente niega?, ¿o será que tendremos en algunas decadas otro santo?,
como San Ezequiel Moreno que desde el pulpito ordenaba matar liberales en Pasto, o ¿tendremos a San XXXXX el patrono de los rescates militares?, amanecerá y veremos....

Foto AP


1 comentario:

Calo dijo...

Exelente blog, siempre es bueno encontrar letras inteligentes de nuestra jodida latinoamerica.

Saludos