miércoles, 7 de mayo de 2008

Ni los congresistas se salvan del patético sistema de salud en Colombia


Ya se empiezan a escuchar alaridos por parte de los padres de la patria, debido a la precariedad de los servicios de salud que tiene asignados el congreso de la República. Pero lo que pasó en el congreso es algo típico en cualquier ciudad, pueblo o vereda que tenga como reglamento la ley 100 de salud y derivaciones, en donde lo más recurrente de estas emergencias es el "Paseo de la Muerte" donde el paciente visita varios centros médicos hasta que muere por desatención, aquí en este vídeo se ve el despelote para sacar al congresista y darle los primeros auxilios.

Pues no contentos estos gobiernos con ponernos a aguantar hambre, se le suma que no existen las garantías de que sea el hambre lo único que nos puede matar, lo complicado del caso es que este señor mínimo tenia tarjeta dorada plus en su sistema de salud... Cuidado señor Uribe con esos catarros... no vaya a ser que otro colombiano pueda perecer en el sistema de salud que usted mismo ayudo a desarrollar.

Posdata: Sin contar con el brote de rabia en Colombia que según médicos amigos me dicen que eso es una vergüenza a nivel mundial, donde países que si están aguantando física hambre como los africanos la tienen bajo control.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

que dios lo tenga en paz, pero este señor uribista minimo, vio el problema tan grave que tiene el neoliberalismo en la crisis del sistema de salud del pais. depronto le puede pasar a uribe, hay no D10$ mio pero ke estoy diciendo... jejejejej seria realmente comico...

madame web dijo...

q horror, es q ni los ascensores funcionaron...y ni que decir de una ambulancia...

Campus Blog Colombia dijo...

Saludos, señores de tienen huevo.

Su blog fue seleccionado para hacer parte del cartel de uno de los paneles blogueros de Campus Blog (Corferias, 23 a 29 de junio de 2008). Les pedimos, por favor, que se comuniquen con nosotros. La dirección del e-mail la pueden encontrar en el perfil para contarles cuál es el tema de conversación aunque, sin más rodeos (y para que vean que no es spam) nos interesa su experiencia con Publicaciones Semana.

Esperamos su respuesta.

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

El tema no es para risas. Al senador le llegó su hora y punto. Murió en su ley y me parece que no hay muerte mejor. Dejando de lado lo luctuoso, es increíble como la vida retribuye a un conglomerado que no se ha distinguido precisamente por su buena labor. Ellos se creen eternos e inmutables. La vida les demuestra que no. Paz en la tumba del senador fallecido.

alf. dijo...

Brujo:
La muerte de un ser humano no debe alegrar a nadie, pero a veces es bueno que ellos (los congresistas) beban de su propio caldo, para que entiendan que la salud no se maneja creando leyes que lo que sirven es para entorpecer la labor profesional de los profesionales médicos. Es incongruente tener unos consultorios médicos en el mismo edificio del congreso, cerrados dizque por no cumplir los requisitos mínimos y si se investiga más a fondo hasta encontrarán médicos nombrados y ganando sueldo compartido con el congresista padrino. Esa es nuestra Colombia.
Que gusto que a nuestro querido pres uribe, le diera un dolor de estómago y lo pusieran a esperar turno en cualquier urgencia como a cualquier pobre colombiano o por lo menos que tuviera que hacer fila desde las 2 de la mañana para obtener un turno para ser atendido.
Y que al final le respondan que su IPS es de otra ciudad.

Anónimo dijo...

mi explicación, muy personal, es que como yerba mala nunca muere el sistema de emergencias del congreso era nulo.