martes, 22 de julio de 2008

Colombia y su economia de pobres.

Esta entrevista realizada por el periódico "El Pais" de Cali al vicepresidente de Tecnoquímicas Emilio Sardi, me sorprendio verla publicada en este diario y se titula "La economía de este país se maneja equivocadamente" donde habla un poco de como la empresa busca nuevos horizontes debido al crecimiento tan lento en nuestro país... y estas son algunas de las preguntas y sus respuestas...

¿Por qué crecer en otros países y no en Colombia?

Seguimos interesados en crecer aquí, y si hay adquisiciones posibles dentro del país también estaríamos interesados en ellas, pero esta estrategia se basa en dos consideraciones primordiales. La primera es que ya somos la compañía farmacéutica de capital colombiano más grande que hay en el país, y la segunda en tamaño incluyendo a las multinacionales.

En muchos de los mercados en que estamos ya tenemos posiciones de muy alta penetración — en efervescentes tenemos el 52% del mercado, por ejemplo—, y cuando usted está en ese nivel es difícil seguir creciendo rápidamente; más aún cuando el mercado farmacéutico comercial lleva varios estancado, y la competencia es cada vez más dura.

La otra consideración es que no hay condiciones para que la economía colombiana crezca rápidamente en el futuro, y si se da el TLC es probable que el país tenga problemas económicos serios. Entonces, es más sensato no tener los huevos en una sola canasta. Por todo ello, creemos que es mucho más fácil lograr crecimiento veloz, estable y de largo plazo en nuevos mercados.

Explíqueme su pesimismo frente al futuro de la economía...

La verdad es que este es un país que crece muy poquito, y cuando hay un año de mediano crecimiento se asustan y hablan de recalentamiento. China lleva diez años seguidos creciendo a más del 10% y nadie habla de recalentamiento y ya tienen 400 millones de ricos. Aquí, en cambio, si 20.000 colombianos salen de la pobreza, se asustan.

Y eso pasa porque hay una incompetencia total en la gente que ha venido manejando la economía en Bogotá. La economía es manejada por un círculo que tienen armado entre Planeación Nacional, el Ministerio de Hacienda, la Universidad de los Andes, la Javeriana; una rosca de 30 ó 40 economistas que nunca han hecho empresa, nunca han pagado una nómina, no han corrido riesgos, nunca se han quebrado y no saben cómo funciona el país de verdad. Dependemos de unos teóricos que han estudiado política económica para países desarrollados y han pretendido aplicarla en un país subdesarrollado.

¿Cómo analiza la gestión del Ministro de Hacienda?

Yo creo que él es inocuo, es una persona que han puesto allí para que dé respuestas, pero él no toma decisiones, entre otras cosas porque en la Constitución del 91 se definió, de manera perversa, que lo único que le debía interesar al Banco de la República era la inflación y no el crecimiento económico. Como consecuencia de eso, los ministros de Hacienda son realmente unas personas que manejan una tesorería, pero no hay nadie que esté pensando cómo hacer crecer este país.

¿Y el Banco de la República?

Es catastrófico, es miope y está amarrado a unos modelos económicos basados en teorías que no son aplicables a este país. El Emisor ha hecho mucho daño. Ellos crearon un clima de desconfianza cuando salieron a decir que no se debe consumir. ¡Por Dios, ¿quien ha dicho eso?! Yo no soy dueño de un restaurante, pero si salgo un viernes y veo los restaurantes llenos, me pongo feliz porque veo que hay plata circulando, que todos ganan —hasta los meseros con sus propinas—, y esa plata se va a mover y va a generar empleo.

Pero estos señores no entienden eso, se paralizan de susto cuando alguien gana plata. Es perverso que siete señores en Bogotá, amparados en una ‘rosca’ de gente que sale y entra del Gobierno, son los que determinan si los colombianos van a ser ricos o pobres. Y han definido que deben ser pobres de por vida.

¿Así que usted cree que la actual política económica no sirve para superar la pobreza?

Creo que Colombia no va a salir del subdesarrollo porque es un país que está manejado equivocadamente. El subdesarrollo es un estado mental y quienes manejan la economía están en ese estado.

Muchos creen que reelegir otra vez al presidente Uribe es el camino para salir de esta situación. ¿Usted comparte esa idea?

El Presidente tiene cosas mejores que sus antecesores. La Seguridad Democrática, por ejemplo, debería ser una política de Estado. Esa política nos ha permitido sentirnos mejor, porque ya no somos acosados por los bandidos. Pero el problema es que no hemos dejado de ser pobres; el problema de fondo de Colombia es económico y aquí debería haber habido alguien que nos sacara de la pobreza.

Yo no siento que en este Gobierno haya habido una política orientada a generar un crecimiento económico sano y sostenible. Realmente no creo que en este Gobierno haya habido un manejo económico distinto a los anteriores. Entonces si se reelige o no al presidente Uribe, las cosas no van a cambiar, el manejo económico seguirá siendo el mismo.

¿Pero entonces cómo se explica que el 2007 haya tenido un crecimiento económico récord... acaso eso fue un golpe de suerte?

La bonanza que tuvimos se debió a dos cosas: al extraordinario desarrollo de la industria de la construcción —que es algo que se empezó a gestar durante la administración de Andrés Pastrana y que este país no le ha reconocido a él—, y a la bendición que tuvimos por el crecimiento de los precios del petróleo. En Colombia aún somos exportadores de petróleo. Y si lo que yo vendo hoy en un peso luego lo puedo vender en tres pesos, pues me vuelvo más rico.

¿Qué perspectivas le ve al país?

Creo que el Banco de la República va a hundir al país en un estancamiento. Y vamos a seguir así hasta que pase algo. Pero como no veo a nadie queriendo hacer que pase algo, pues va a haber más de lo mismo: todos trataremos de vender y todos trataremos de hacer algo. Aquí todo el mundo va para un sitio, pero nadie sabe muy bien para dónde hay que ir.

¿Y usted sugiere alguna receta para salir de este estado de cosas?

Hacer todo lo contrario de lo que hemos venido haciendo.

Entrevista completa Aqui


3 comentarios:

Juan K dijo...

La impresión que me queda de la entrevista es que el empresario es maniqueo en el sentido que todo lo de Bogotá es malo. Hasta donde sé, los cargos en la junta del banco de la república, en el ministerio de hacienda y en planeación nacional no tienen ningún requisito en cuanto a la ciudad de origen.

En mi opinión, la respuesta más elocuente la da al final cuando dice que su recomendación es hacer todo lo contrario que se ha venido haciendo. Entiendo que el señor no tiene ninguna propuesta y su virulencia se debe a algún afán de revancha con quién sabe quién.

Uno podría responderle que la empresa privada es responsable por la financiación grupos irregulares, la contratación de personas con salarios menores al mínimo y la contaminación. No hay que sobrevalorar el alcance de las políticas económicas.

Saludos

ElBrujo-HUN IK dijo...

Me parece importante ese item de como la empresa privada perpetua el modelo, pagando mal, horarios pesados, etc... Pero quiero dejar presente que todo ministro de hacienda termina en el BID... entonces si tienen una logia toda rara montada con ese tipo de ministerios

Anónimo dijo...

EN COLOMBIA (BANANA NARCO REPUBLIK)NO HAY "POLITICA" EN EL SENTIDO SERIO DE LA PALABRA Y MUCHO MENOS POLITICA ECONOMICA.

AQUI HAY CORRUPCIÒN POLITIQUERÌA Y CIRCO.

FINALMENTE LOS "CACAOS" HACEN LO QUE LES DA LA GANA POR ENCIMA DE LA CONSTITUCION, DE LA LEY Y DE LO QUE SEA.